Gabriel y Sebastián Canobra compartieron su experiencia en el fútbol de Curazao

Gabriel y Sebastián Canobra compartieron su experiencia en el fútbol de centroamérica. En el caso de Gabriel, quedo sin contactos, sin dinero y dónde hospedarse en Dominicana para desembocar en el fútbol de Curazao, colonia holandesa al norte de Venezuela de 160 mil habitantes, donde además de jugar tuvo que trabajar para hacer una diferencia. Sebastián se sumó después a raíz del contacto con su hermano. El relato de superar varios obstáculos, apostar a ciegas a jugar al fútbol sin certezas de lo que podía suceder. Promesas incumplidas de contratistas, entre otras historias que nos regalaron los hermanos en su visita al programa.       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *