indirecto 11 junio, 2018

Por  Esc. Federico Rivero: Deportivo Maldonado cerró la primera rueda en cuarto lugar y da pelea.
El objetivo es el ascenso y está claro, pero ha pasado en otras temporadas que el rojiverde terminaba muy lejos de los primeros, ya en primera rueda, resignando temprano la chance del ascenso directo, y pensando en el playoff.

Escribano Federico Rivero

Este año obliga a estar prendido arriba, no hay definición en playoff, por lo que los tres primeros ascenderán a la Primera División del fútbol uruguayo.
Todo empezó con derrota en Las Piedras frente al que terminó siendo el líder: Juventud. Pero rápidamente llegaron los triunfos de local: frente a Central Español y Cerro Largo, manteniendo intacta la ilusión.

‌Posteriormente, no disponer del Domingo Burgueño Miguel para jugar de local, resultó más desfavorable que en temporadas anteriores, y casi letal. La derrota en el Abbadie de Pan de Azúcar frente a Rentistas puso al límite a los de Hugo Parga, el equipo se vio sin respuesta, futbolística y anímica, dentro de la cancha.

‌Esta instancia límite de ver cómo se alejaban los de arriba, resultó un verdadero punto de inflexión.
‌ Deportivo despertó, fue al Méndez Piana, donde nunca había vencido a Miramar Misiones, y le ganó 3-2, dando vuelta el partido con autoridad.

‌ Posteriormente consiguió un gran triunfo, también de visitante, frente a Cerrito 4-0, para afianzarse entre los de arriba.

‌ Volver al Campus resultó importante, allí cerró ganando frente a Villa Española y Sud América.
‌Esta primera rueda tuvo más puntos altos que bajos, los partidos en Tacuarembó y Colonia sirvieron para la comunión del plantel, y el traspié de la derrota frente a Albion en la penúltima fecha pareció no afectar.

‌El Cuerpo Técnico encontró una base de jugadores confiable, y una idea de juego clara que apuesta a la posesión de la pelota y el control desde el protagonismo, pero también ha sabido tener el otro libreto cuando las circunstancias apremiaron, con reducción de espacios y apostando al contraataque, un ejemplo claro fue el partido frente a Plaza en Colonia.

‌En este largo camino está claro que aquel equipo que baje la intensidad perderá el tren a primera. Por eso se vendrá una segunda rueda de muchas emociones, y Deportivo está dispuesto a dar pelea, su plantel y cuerpo técnico permiten al hincha ilusionarse.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *